Marino y Villa Santa Brígida no ven puerta
El cuadro de Israel Quintana se aleja de los puestos de privilegio


MARINO

David; Carlos, Fran Delgado, Héctor Pano, Javi Saavedra; Diego, Nami 
(Juanma, 64'), Pedro, Yassine; Zeben y Kevin (Borja, 81').

VILLA SANTA BRÍGIDA
Joel; Álvarez, Edu, Marrero, Anthony; Juanma, Santi, Godoy, Edu Bolaños 
(Kevin, 87'); Héctor (Nico, 58') y Brian (Chus, 65').

ÁRBITRO
Óscar Sánchez Arias. Expulsó por los visitantes con doble amarilla a 
Godoy (89'). Amonestó por los visitantes a Anthony, Santi, Brian, 
Álvarez y Fermín, desde el blanquillo.

GOLES
No Hubo.

INCIDENCIAS
Villa Isabel. Césped natural en buenas condiciones. Tarde fría. Ante 
unos 50 espectadores.

El Marino y el Villa Santa Brígida no pasaron este miércoles del empate 
sin goles en el encuentro correspondiente a la decimoctava jornada, que 
quedó aplazado a finales de noviembre por el temporal de lluvias y 
vientos imperante sobre las islas más occidentales del Archipiélago. 
Tras un partido algo monótono, el conjunto de Israel Quintana ve como se 
alejan sus opciones de acertarse a las posiciones de privilegio del 
grupo canario de la Tercera División. Por su parte, los de Toni 
Dumpiérrez suman un punto más en su objetivo de distanciarse de la zona 
roja de la tabla.

A pesar de que el duelo se disputó en el Villa Isabel, el Marino 
aprovechó su condición de local y su mayor adaptación a la superficie de 
césped natural para acercarse con más asiduidad a las inmediaciones del 
cancerbero satauteño Joel. Fruto de ello, el primer acercamiento llegó 
al borde del minuto diez con una falta ejecutada por Fran Delgado, que 
la abortó el cancerbero grancanario. Al filo de la media hora, un córner 
lanzado por el nombrado jugador marinista se fue al larguero.

El Villa Santa Brígida no arriesgó y se limitó a mantener su buen 
planteamiento posicional en inmediaciones del centro del campo, lo que 
le posibilitó no pasar por excesivos apuros. La aproximación con mayor 
claridad del bando satauteño se produjo en la recta final del primer 
período, tras un centro de Santi, desde la banda derecha, que no lo 
acertó a rematar su compañero Bolaños, en una óptima posición.

Con el receso, se vivió un guión muy parecido al del primer período, con 
dos equipos, algo faltos de intensidad, que se vieron perjudicados por 
el fuerte viento reinante sobre el Villa Isabel. En esta segunda parte 
fue el bando de Israel Quintana el que gozó de la primera ocasión con 
claridad para desnivelar el marcador a su favor, con un tiro de Edu 
Bolaños, que lo detuvo el meta aronero David.

En el minuto 55, el cancerbero marinista se convirtió en el salvador de 
su equipo al desviar al larguero un remate de cabeza del satauteño 
Marrero. Las llegadas del Marino fueron siempre interceptadas por la 
zaga satauteña, y en última instancia por el meta visitante Joel.
*ACAN*

Publicidad
 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=