Amado devuelve la sonrisa al San Fernando
Un gol del atacante grancanario hace que los de Maspalomas sumen de 
tres ante el Buzanada

SAN FERNANDO

Fermín; Andrés, Fran Ramírez, Israel, Echedey; Eduardo, Medina, Amado; 
Quintero (Éleder, 25'), Ayoze y Fede Manzi (Javi Navarro, 85').

BUZANADA
Edwing; Iván Díaz (Juan, 84'), Édgar, Erwin, Facu; Ramsés, Borjita, 
Benito, Ayoze; Arturo y Pepo (Lionel, 46').

ÁRBITRO
Anibal Jiménez Suárez. Amonestó a los locales Ayoze, Eduardo y Medina; y 
por los visitantes a Pepo, Arturo y Juan.

GOLES
1-0 (37'): Amado.

INCIDENCIAS
Maspalomas. Césped artificial en perfectas condiciones. Tarde agradable. 
Presenciaron el encuentro unos 90 espectadores. Se realizó un saque de 
honor por parte de José Andrés López Calzada, un aficionado bilbaíno que 
anima al conjunto insular en los partidos de promoción lejos de la Isla. 
Además se guardó un minuto de silencio por los fallecimientos de los 
abuelos de Fede Manzi y Héctor Marrero.

El San Fernando logró un triunfo vital. Ese que le permite acabar el año 
fuera de los puestos de descenso de categoría. Todo ello gracias a su 
triunfo ante el Buzanada, el cual estuvo cimentado en el solitario tanto 
de Amado.

El primer tiempo comenzó con bastantes dudas en los dos conjuntos. La 
posición en la tabla y el miedo a perder estaban pasando factura a los 
protagonistas sobre el verde. Se tuvo que esperar hasta el minuto 17 
para presenciar e primer disparo a portería. Fede Manzi controló en la 
frontal del área y disparó con fuerza. Obligando a Edwing a realizar una 
gran estirada.

Los grancanarios volverían a avisar poco después. Al filo de la media 
hora de juego, Ayoze estrellaba el cuero contra el poste derecho de la 
meta del conjunto tinerfeño. La fortuna le volvía a ser esquiva a los 
locales.

Todo esto cambiaría en el minuto 37. Ahí, un saque de banda largo de 
Echedey fue prolongado en el primer palo por Ayoze. Fue entonces cuando 
apareció, desde segunda línea, Amado para anotar a placer.

Tras el paso por vestuarios, la dinámica del encuentro cambió por 
completo. El Buzanada se volcó en busca de la igualada, pero se topó con 
un más que inspirado Fermín. El arquero del San Fernando se convirtió en 
un auténtico muro infranqueable para los tinerfeños.

Así las cosas, el meta insular realizó grandes paradas de mérito a sus 
rivales. La mejor de ellas llegaría en el minuto 71, ante un tiro de 
Arturo que se marchaba directamente a la escuadra. Fue en ese entonces 
cuando una mano – inverosímil – del meta salvaba a los suyos.

Ya en los instantes finales, la mala fortuna se cebaba con los 
visitantes; ya que Efrén estrellaba su disparo en el travesaño.
*ACAN*

87.5 FM
 
Publicidad
 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=