Crónicas de Fútbol UD. Ibarra
El Tropezón cae por la mínima en Villa Isabel

IBARRA

Edwing, Aarón, Manu (Pablo, 72’), Toledo, Ángel, Iray, Sandro, Juanmi (Raúl Barcos, 75’), Balduino (Tarife, 89’), Matías y Manzi.

TROPEZÓN
Iván, Pablo, Estrada, Bustillo, Chamorro, Alex Díaz (Cote, 69’), José Luis (Víctor, 59’), Sergio, Manu (Juan, 81’), Riki e Isuardi.

ÁRBITRO
David López, de Cataluña. Amonestó por los locales a Ángel, Juanmi, Aarón, Toledo, Iray, Raúl Barcos y Matías; y por los visitantes a Alex Díaz, José Luis, Pablo, Riki, Estrada y Sergio.

GOL
1-0: (44’) Manzi. 

INCIDENCIAS
Villa Isabel. Terreno de juego de césped en buenas condiciones. Mañana nublada y algo ventosa. Ante unos 500 espectadores. 

Victoria por la mínima del Ibarra ante el Tropezón en choque de ida de la primera eliminatoria de ascenso a Segunda B. Los locales se hicieron con el triunfo gracias al tanto de Manzi anotado al borde del descanso.

Imprecisiones en el inicio, sin duda motivadas por los lógicos nervios. Los cántabros se mostraron muy firmes en defensa, lo que obligó a los tinerfeños a empezar a jugar en largo. Balduino, en un lanzamiento de falta, fue el protagonista del primer acercamiento serio de la mañana. 

Le costaba entrar en juego a los hombres de creación del cuadro insular, debido sin duda a la buena presión del Tropezón. Tenía más tiempo la bola el conjunto de Patricio de Ara, pero le costaba llegar arriba. 

Mediada la primera mitad estaba claro que el partido sería muy táctico, sin concesiones. La consecuencia de ello era la ausencia de ocasiones claras de gol. 

Los hombres más peligrosos de los aroneros, Manzi y Balduino, eran seriamente vigilados por la zaga del Tropezón, sin poder conectar con Sandro y Matías. Los de Geli parecían tener las ideas muy claras. 

Iray, en otra falta que se fue alta, protagonizó otro acercamiento del equipo de Las Galletas, al que se notaba sin duda incómodo y con sus futbolistas disconformes con determinadas decisiones del colegiado, que sacaba amarilla a la mínima. 

Balduino, en un tiro que no cogió puerta, lo volvía a intentar para el Ibarra, pero sin dar trabajo al portero Iván. Después Sandro era el que tiraba de acción individual para buscar la meta cántabra. Los minutos previos al descanso fueron los mejores del cuadro sureño hasta entonces, en los que al menos empujó a los peninsulares. 

Isuardi sacó a los suyos de atrás en una jugada que no pudo finalizar. Y al borde del intermedio Manzi adelantaba al Ibarra en un buen cabezazo aprovechando un fallo del meta Iván, que se confío demasiado ante el habilidoso delantero. El primer fallo del Tropezón en todo el choque le costó el 1-0.

Matías dio el primer aviso de la segunda mitad, pero su internada no acabó bien. Luego Balduino no aprovechaba una jugada de Matías para hacer el 2-0. Salió fuerte el Ibarra, que fallaría una tercera ocasión en este caso de Manzi, tras jugada nuevamente de Matías. Sufría el Tropezón.

A estas alturas del choque el colegiado ya había mostrado siete amarillas, cuatro para los locales y tres para los visitantes. Y es que a cada falta el trencilla tiraba de tarjeta. 

Con el paso de los minutos los de Patricio de Ara aflojaron en su presión sobre el área de Iván, pero sin embargo ello no significó que el Tropezón se sacase de arriba el dominio local. 

Pero eso cambió, pues medida esta segunda mitad los de Geli por fin se adueñaron del centro del campo ante un rival que prefería esperar para sorprender a la contra. 

Al ganar el centro del campo el Tropezón comenzó a llegar al área y se empezó a ver al meta Edwing, que debió intervenir en un par de ocasiones. Pero con huecos el Ibarra demostró no estar muerto: a Manzi se le iba alto un tiro. Luego Matías sirvió un balón que no encontró rematador. El partido estaba muy abierto. 

Por momentos daba la sensación de que el meta visitante no estaba seguro en sus salidas y por ello los tinerfeños comenzaron a explotar esa debilidad. Seguía llegando el Ibarra de forma aislada pero con peligro, con un ataque de Manzi que tampoco encontró el gol. 

En cualquier caso los dos equipos llegaron muy escasos de fuerzas al cuarto de hora final. Estrada se mostró muy activo en esta fase del choque. Sufrió el Ibarra al final pues el Tropezón se fue con todo arriba, con llegadas aunque no excesivamente claras. Se defendió con todo el conjunto de Villa Isabel. Dadas las circunstancias, el Ibarra dio por bueno el 1-0. 

Sin embargo hubo tiempo para un último susto, aunque el meta Iván se hizo con la bola tras un córner y luego de varios intentos de remate de los delanteros locales. 

*ACAN*

Publicidad
 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=