Noticias Unión Viera

Aitor Paisán, el factor físico del Unión Viera

* El trabajo del preparador físico del conjunto rojinegro ha sido fundamental para el excelente arranque liguero cuajado por la plantilla

* La inclusión de poleas cónicas y de un smart coach en los entrenamientos ha permitido mejorar de manera exponencial la preparación de la plantilla en esta parcela

* Un ejemplo de la mejoría física del equipo es que el 65% de los goles se han materializado en las segundas partes de los encuentros

 

Las Palmas de Gran Canaria, 11 de octubre de 2017.- Tras siete jornadas de liga, el Unión Viera continúa firme en su lucha por alcanzar el ascenso a Tercera División, luchando codo con codo con el todopoderoso Tamaraceite al que solo le separa un punto en la cima. Y todo ello gracias a su juego de toque -20 goles- y su seguridad desde la trinchera -solo 3 dianas en contra-, aunque sobre estas facetas de juego resalta otro factor fundamental: una más que óptima preparación física.

 

Y es que, la presencia de Aitor Paisán Cibrián como preparador del equipo en esta parcela, no ha pasado desapercibida para la dirección del conjunto rojinegro. En calidad de Licenciado en Ciencias de la Actividad física y deporte, el nuevo y flamante fichaje del staff técnico vierista ha materializado en las distintas sesiones trabajadas en el Alfonso Silva su depurada metodología-

 

“Tras 8 años trabajando de entrenador personal, técnico deportivo, instructor de pilates y preparador físico de diversos deportistas, decidí especializarme en lo que me más me apasiona, matriculándome en el Máster profesional de Alto Rendimiento en Deportes de Equipo dirigido por el INEFC y el FC Barcelona”, explicó. “Teniendo la posibilidad de hacer el trabajo de fin de master con varios clubes de Tercera división en Tenerife, la vida me dio un giro y a mi mujer le ofrecieron una oportunidad laboral irrechazable en Las Palmas, por lo que decidimos a cambiar de residencia”.

 

De esta forma, se propició el contacto del club con Paisán: “Una vez aquí, una persona que tenemos en común el técnico Ángel Luis (Camacho) y yo, nos puso en contacto, proponiéndole la posibilidad de hacer el trabajo final de master con el club”.

 

Dicho y hecho. El vínculo se rubricó y los resultados fructificaron: “El trabajo consistía en un estudio a futbolistas a través del entrenamiento de fuerza con poleas cónicas. Además le planteé la posibilidad de quedarme y ofrecerle esta parte de la preparación física durante toda la temporada junto con el trabajo preventivo”.

 

La respuesta del entrenador natural de Buenavista del Norte fue inmediata: “Me dijo que justamente era la pieza que faltaba en el staff y rápidamente me puso en contacto con su preparador físico Juan Méndez”, a partir de ahí, la plantilla contó con una preparación arquetípica de los nuevos modelos de trabajo, pero atípica en cuanto a las actuales categorías semiprofesionales.

 

MEJORÍA NOTABLE

 

La mejoría fue más que notable, traduciéndose en datos muy significativos. Basta con decir que el 65% de los goles realizados por el equipo en este arranque liguero se han cosechado en la segunda parte -13 de los 20 contabilizados-, un porcentaje más que notable que escenifica con nitidez esa mejoría física.

 
“La preparación física es importante para marcar la diferencia”, recalca Paisán. “Si el equipo quiere cumplir su objetivo, necesitamos llegar al minuto 90 peleando cada balón. Además, es necesaria,  orientándola adecuadamente, para prevenir futuras lesiones predisponentes en el fútbol tales como la rotura del LCA (Ligamento Cruzado Anterior), pubalgias, rotura de bíceps femoral, etc”.

 

Sin embargo, Aitor insiste en que “no solo es importante la preparación física, sino que también lo son la preparación técnica, táctica, psicológica y emocional. Todas las estructuras están interrelacionadas”.


Con respecto a los entrenamientos de fuerza, una de las parcelas en las que más insiste Paisán, “aunque aún estamos en el microciclo preparatorio de ejercicios bastante analíticos, mi objetivo es transferir la fuerza al gesto deportivo. Precisamente el entrenamiento excéntrico con poleas cónicas es la mejor manera de hacer lo que he comentado anteriormente”.

 

En su opinión, “podemos transferir el entrenamiento de la fuerza hacia las acciones más características del fútbol como aceleraciones, frenadas, cambios de dirección o golpeos... He traído para ello dos poleas cónicas para hacer este tipo de entrenamiento y un "smart coach" para analizar las variables de potencia y velocidad. Mi trabajo de final de master va a analizar cómo con ese tipo de trabajo conseguiremos mejoras más significativas y en menor tiempo, que con el entrenamiento convencional”.

 

Bajo estas coordenadas, la hoja de ruta de Aitor está más que definida: “El objetivo es mejorar exponencialmente las capacidades físicas de los jugadores. Quiero que lleguen al final de cada partido a tope y más importante, al final de la temporada. El tramo final de la liga va a ser clave para el ascenso, debido al gran nivel que hay en esta categoría, ya que hay entre 5 y 8 equipos peleando por una plaza de ascenso y otra de promoción”.

 

“Un equipo con una buena preparación física tendrá más posibilidades de ganar. Y no todos, en este tipo de categorías, tienen acceso a una preparación específica. Pero ojo, nunca hay que olvidar al conjunto, es decir, la cohesión del grupo. Si una plantilla está bien entrenada o preparada físicamente pero no trabaja hacia los objetivos como un grupo unido que rema en la misma dirección, no hay nada que hacer”, insistió.

 

EL FUTBOLISTA EN LA ACTUALIDAD

 

A su juicio, “el futbolista ha evolucionado mucho en los últimos años, hay mejor nivel de fútbol en España y la competencia hace que cada vez quieras ser mejor. Además los métodos de enseñanza-aprendizaje son cada vez más depurados. Sin mencionar cómo los avances tecnológicos están aportando datos objetivos en este deporte, la mayoría utilizados en otras disciplinas durante años e ignoradas en el fútbol: Scouting-videoanalisis, evaluaciones de la condición física con encoders, GPS, pulsómetros, acelerómetros, etc.”, añadió.

 

En cuanto a lo negativo, “nada nuevo; el futbolista que se preocupe por cuidarse y competir llegará más lejos que otros, aunque no debemos olvidar que debe estar acompañado de un golpe de suerte y de un buen representante”, incidió.

Bajo su punto de vista, “el entrenamiento invisible falla en el fútbol y en la sociedad. No somos conscientes de la importancia que tiene para la salud una dieta sana y equilibrada, un descanso adecuado y tiempo de ocio (sano) de calidad. Esto mejora la salud de las personas y si lo hace la gente que compite marcará la diferencia”, recordó.

Con el equipo cumpliendo con las expectativas marcadas, Paisán no duda en afirmar que “el objetivo principal que nos marcamos es que el equipo ascienda. Por otra parte, me gustaría conseguir que toda la plantilla llegue a final de temporada en un estado óptimo de forma física y con la menor incidencia lesiva. Y a nivel personal, intento que el jugador no me vea como a un tirano que les ordena a que hagan un trabajo agónico para, entre comillas, ‘putearles’, sino como una persona dispuesta en todo momento a ayudarles a mejorar”.  


Publicidad
 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=